Mitos sexuales con humor

mitos sexuales humor

¡Mitos sexuales hay cientos!

Mito es un decir que al repetirse y repetirse, la gente cree que es cierto. Como ejemplo claro: si un chico se masturba, le salen pelos en la mano. Trato de imaginarme esto en la vida real y veo algo así: los hombres diestros con la mano derecha como un simio y los zurdos con la izquierda como un hombre lobo. En esta entrega, comentaré algunos mitos sexuales , lo haré con un poco de humor.

1. Un pene grande satisface más a la mujer.

La mujer se adapta al tamaño del pene del hombre que escogió como compañero, hay tantas cosas más importantes que el tamaño, que pensar que una mujer es más feliz o menos por el tamaño del pene de su pareja sería un absurdo. Este tema es controversial, y no estoy diciendo que el tamaño no importe hay mujeres que prefieren uno u otro tamaño, pero por lo general no van al altar con una cinta métrica en la mano.

2. Las fantasías sexuales son de gente enferma y sin valores.

Una fantasía puede ser “hacer el amor con tu esposo encima de la mesa de la cocina”.. Las fantasías son una parte íntima y saludable de nuestra sexualidad, tener fantasías por muy pequeñas o al otro extremo, muy locas, debemos entender que son fantasías y hay unas que cumpliremos y otras no. Estoy segura que la mesa de la cocina no está en los libros de medicina.

3. El hombre siempre está dispuesto a mantener una relación sexual.

El hombre, al igual que la mujer, tiene sus momentos para la sexualidad. La frecuencia y el deseo sexual son diferentes en cada ser humano. Si quieres poner esto a prueba, proponle tener relaciones íntimas después de que su equipo favorito acaba de ser desclasificado.

4. A los 60 años se acaba la vida sexual.

A los 60 años hay hombres y mujeres que tienen una vida sexual tan plena como a los 20. Depende mucho del estímulo suministrado. Eso de los números en la sexualidad es confuso, el sexo no es matemática.

5. El máximo placer, en el coito, se alcanza con el orgasmo simultáneo.

No todas las parejas tienen orgasmos al mismo tiempo, lo que se debe intentar, es que los dos estén satisfechos después de un encuentro sexual. Si el orgasmo simultaneo fuera necesario, pobre del hombre que este con una mujer multiorgásmica.

6. Un buen orgasmo siempre es apasionado, trepidante y explosivo.

Los orgasmos se presentan de diferentes maneras en hombres y en mujeres, a veces un orgasmo tranquilito es tan bueno como uno chillón. Ya puedo imaginar a los vecinos si todos los orgasmos fueran explosivos!

7. Un hombre siempre sabe si su compañera ha alcanzado o no el orgasmo.

Si la mujer conoce su cuerpo y las reacciones físicas que acompañan al orgasmo, puede perfectamente fingirlo sin que nadie se entere. Aquí todas sabemos cuántas veces nos han preguntado “¿de verdad llegaste?”

Gracias por leerme, es un placer escribir para ustedes.