MEJORANDO LA VIDA SEXUAL. Ejercicios Kegel

Ejercicios Kegel

Muchos hemos escuchado de los ejercicios Kegel, pero a veces no sabemos todos los beneficios que puede traer hacerlos diariamente. Más y mejores orgasmos, control eyaculatorio y movimientos voluntarios durante la relación sexual son algunos de los beneficios de ejercitarnos.

El Dr. Arnold Kegel fue un médico estadounidense que en 1948 descubrió que haciendo ejercicios con el músculo pubococcígeo se podía evitar en algunos casos la incontinencia urinaria. Fabuloso descubrimiento que con el transcurrir del tiempo, la ciencia develó que era tan solo uno de sus beneficios.

Una amiga me dijo un vez “tienes que decirle a las mujeres cómo va a mejorar su sexualidad con estos ejercicios, ¡de verdad funcionan!”. Como sexóloga sé que a los hombres también les mejora la vida sexual 100%. Cómo realizarlos es algo que podemos aprender fácilmente.

Primero debemos reconocer cuál es el músculo a ejercitar.

Cuando estés orinando, vas a cortar el chorrito algunas veces, ese músculo que estas contrayendo es el que aprenderás a aislar y luego ejercitar.
Una vez reconocido el músculo, vas a contraerlo en series de 10 repeticiones 3 veces al día por 21 días, esto lo harás de la siguiente manera: contraes, cuentas hasta 3, sueltas, contraes, cuentas hasta 3, sueltas. Para crear un hábito necesitamos 21 días, para mantenerlo, necesitamos 4 meses.
Después de los primeros 21 días, vamos a enfatizar en el tiempo de la contracción por los siguientes 3 meses, y para ello, lo harás de la siguiente manera: contraes, cuentas hasta 8 y sueltas, contraes, cuentas hasta 8 y sueltas. Estas serán también 3 series diarias de 10 repeticiones.
Luego de cumplir los 4 meses, estás [email protected] para hacerlos en cualquier momento de tu día por el resto de tu vida. Los beneficios no los verás en unos días, por lo general, serán de 4 a 6 semanas.

Más allá de todos los beneficios a la salud que los ejercicios Kegel te traerán, también aumentarán tu deseo sexual y la intensidad y control de orgasmos. Cuando ya los practiques, intenta movimientos diferentes. Preguntale a tu pareja lo que siente, nota tu cuerpo y permítete descubrir nuevas sensaciones a través del manejo de tus músculos. Para ver el avance, quédense sin mover el cuerpo durante la relación sexual y solo hagan movimientos con sus músculos pubococcígeos.

Dice la leyenda, que en la India, las mujeres expertas en artes amatorias, logran dominar cada músculo dentro de su vagina y así moverlos independientemente a voluntad para obtener mayor placer y dárselo a su hombre.

Artículo publicado en la revista Conexiones Internacional – Mayo 2016