Masaje erótico en pareja

Masaje erotico pareja

El masaje, más allá de una técnica milenaria de relajación, es, entre parejas, una forma de comunicación que podemos practicar en la intimidad. Aprender a disfrutarlo juntos para que sea estimulante y sobre todo, erótico, con propósito sexual es algo que desean muchas parejas.

¿Qué es el masaje erótico?

El masaje erótico es una forma de conocer el cuerpo de la pareja, descubrir los puntos más y menos sensibles a la excitación y el placer, abarca desde los dedos de los pies hasta la punta del pelo. Debes recordar que no debe ser relajante, sino lo opuesto, debe despertar el deseo de la pareja, estimular la sexualidad y activar los centros de placer.

Tips para un masaje erótico

Si quieres dar un buen masaje erótico, debes preparar el ambiente para estimular los 5 sentidos.

  • Vista, puedes utilizar una tela de su color favorito y ponerla encima de la lamparilla de noche, así tu cuarto quedará con ese tono.
  • Para el olfato, puedes poner palitos de feromonas que además estimularán el deseo sexual.
  • Gusto, sobre la mesita de noche, prepara algo que a tu pareja le de placer degustar, puede ser un chocolate, trocitos de queso, una bebida.
  • Oído con una música que los ponga en ambiente a los dos.
  • Para el tacto, es el contacto, la intensidad del masaje la vas a descubrir con tu pareja a través de la práctica.

Recuerda que el masaje erótico es para ambos, no solo para quien lo recibe, quién lo da, está siendo estimulado también por los 5 sentidos y la sexualidad es más satisfactoria al dar y recibir placer. Cuidar cada detalle te dará el ambiente para que la noche sea especial.

El aceite de masajes es un accesorio indispensable para esta práctica, prueba varios hasta que consigas el que mejor vaya con ustedes. Debes saber, que no siempre que haya un masaje erótico debe terminar en encuentro sexual, esto puede suceder pero no es una regla.

Frota tus manos con aceite, esto calentará el producto, tus manos y además sirve para relajar los músculos de las manos y mejorar el dominio de la intensidad del masaje. Comienza por la planta del pie y enfócate luego en la parte interior de las piernas, no toques los genitales, ese es el premio que llega al final y solo si lo deseas, no todo masaje erótico debe terminar en la parte genital, acércate lo más que puedas, usa tus pulgares, bordea el pubis y sigue hacia arriba, bordea sus senos o sus pectorales, llega al cuello con ambas manos y ahí sepáralas hacia las orejas tocando los lóbulos, vuelve a bajar de la misma manera, dedica a este recorrido menos de media hora y no te quedes mucho tiempo en el mismo punto porque se transformará en un masaje relajante.